A día de hoy todos sabemos que conseguir un buen trabajo es muy complicado, y es importante contar con las aptitudes y actitudes profesionales en las que más se fijan los técnicos de Recursos Humanos de las empresas para contratar a sus trabajadores.

Esto se debe, en parte, a que cada vez más, las empresas están fijando requisitos más altos para los postulantes. Para ayudarte con esto, desde Econsultoria, agencia de marketing digital, te contamos cuáles son esas cualidades.

¿Qué son las aptitudes profesionales? 

Las aptitudes profesionales o soft skills son esas habilidades que tiene una persona y que le permiten realizar su trabajo de una forma más eficaz.

Estas aptitudes, muchas veces van con la personalidad del trabajador, como pueden ser la integración, la creatividad o el saber trabajar con autonomía, aunque hay otras muchas que se pueden conseguir o mejorar mediante los estudios, la formación o la práctica.

Poseer unas aptitudes profesionales afines al puesto de trabajo es indispensable para que, tanto el trabajador como el resto del equipo, se sientan cómodos y trabajen de manera óptima.

¿Cuáles son las aptitudes profesionales más valoradas? 

Entre las aptitudes más buscadas se encuentran:

Creatividad

A día de hoy, tener en tu equipo a una persona con una gran creatividad es casi fundamental. Es una soft skill muy demandada para puestos relacionados con marketing, redacción y diseño, como por ejemplo para ser community manager.

La persuasión

Es complicado ser alguien persuasivo, por eso es algo tan demandado para ciertos puestos que están relacionados con ventas o en relacionarse con clientes.

Flexibilidad

Ser flexible es increíblemente útil, ya que a día de hoy hay que saber hacer de todo para poder adaptarse a diferentes trabajos o situaciones.

Tener iniciativa

Tener iniciativa es una de las aptitudes más buscadas, porque las empresas buscan gente que sean capaces de tomar sus propias decisiones y de solucionar los problemas cogiendo la iniciativa en ciertas situaciones.

La resiliencia

Una persona resiliente es necesaria en toda empresa, ya que es capaz de verse en situaciones adversas y, aun así, salir adelante. Suele ir de la mano con la iniciativa.

El Liderazgo

Tener a alguien en tu equipo con dotes de liderazgo siempre es positivo, ya que una persona que pueda encargarse del rol de líder dentro de tu equipo, puede optimizar el trabajo de sus compañeros y el suyo mismo.

La empatía

Ponerse en el lugar del otro es algo esencial, tanto para saber por qué puede estar pasando un compañero, como para saber qué necesita un cliente y ofrecérselo.

Seguridad

No hay nada mejor que una persona segura de sí misma y de su trabajo. Hay veces, que cuando un empleado está muy seguro con su trabajo, empieza a desarrollar ciertas dotes de liderazgo.

Honestidad

Una persona honesta transmite seguridad y es alguien de quien fiarse y a quién dar responsabilidad.

Disciplina

Los mejores empleados muchas veces son aquellos que mantienen una disciplina y una organización impecables en sus puestos de trabajo. Este tipo de personas suelen tener grandes resultados en sus empleos.

La inteligencia emocional

La inteligencia emocional suele ser compañera de la empatía. No se trata solo de saber qué le pasa a una persona, sino también de entender esos sentimientos.

¿Qué son las actitudes profesionales? 

Las actitudes profesionales es la forma que tiene una persona de enfrentarse al trabajo y a las situaciones tanto buenas como malas que se pueden dar en este. 

La actitud, por regla general, es algo intrínseco de la persona y no se puede entrenar o estudiar, aunque con trabajo psicológico es posible mejorar ciertos aspectos.

¿Cuáles son las actitudes profesionales más valoradas?

Las actitudes es algo más subjetivo y filosófico que las aptitudes, no obstante, por regla general, las empresas intentan que sus trabajadores tengan una buena actitud sobre:

La capacidad de trabajar en equipo

Que te guste trabajar en equipo es algo prácticamente indispensable para cualquier empresa que tenga algún equipo de trabajo, ya que si no te gusta, no vas a estar cómodo y se va a generar un mal ambiente laboral.

La adaptabilidad

Poder adaptarse a distintos puestos o situaciones sin problemas también es algo importante para los jefes.

La gestión del tiempo

Saber manejar y gestionar el tiempo evita estrés de última hora y optimiza los trabajos tanto del empleado como del equipo.

La polivalencia

Los profesionales polivalentes son indispensables. Poder adaptarse y realizar diferentes tareas siempre es útil.

Proactividad

La proactividad es quizá una de las actitudes más demandadas a la hora de cubrir una vacante, ya que una persona que está siempre dispuesta a ofrecer soluciones e ideas, es algo increíblemente valorado. 

Capacidad de resolución de problemas

Una persona con una actitud positiva frente a la resolución de problemas suele ser proactiva y puede gozar de autonomía en el trabajo.

Capacidad de analítica

Siempre es bueno tener un profesional que pueda pensar fríamente en situaciones límites para analizar y solucionar problemas.

Lealtad

Un empleado leal es un gran valor para las empresas.

La capacidad de la perseverancia

Tener una actitud perseverante en una persona provoca que alcance las metas y objetivos aunque se presenten problemas.

Controlar el estrés

Saber sacar rendimiento al estrés no es nada fácil, hay personas que bajo presión producen más y mejor gracias a su capacidad de controlar el estrés.

Comunicación

Querer y saber comunicar es algo complicado. Ser alguien diestro en este punto, favorece los resultados, evita problemas y pérdidas de tiempo.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Solicita tu plan de Marketing Personalizado