¿Sabes qué es un mapa conceptual? Los mapas conceptuales han sido desde siempre una forma esencial para abordar y explicar temas específicos. Son elementos organizados y creativos, que todos debemos conocer si queremos lucir más profesionales a la hora de exponer cualquier tema a un público en particular.

También es una herramienta muy usada por los estudiantes para presentar sus asignaciones y resumir temas de interés general. Pero si aún no lo conoces, hoy, en Econsultoría, agencia de marketing online, te contamos todo lo que debes saber sobre un mapa conceptual y cómo elaborarlo para tus presentaciones.

¿Qué es un mapa conceptual y para qué sirve?

Un mapa conceptual es un esquema de ideas que funciona para explicar ciertos temas y conocimientos de manera simplificada y organizada. Generalmente, consiste en ideas representadas en ítems ordenados jerárquicamente, conectados a través de palabras de enlace según su relación.

Esta herramienta permite a los espectadores no solo entender ciertos términos, sino entender el orden y la relación de los mismos entre sí. Los mapas conceptuales pueden ayudarte a explicar un tema interesante entre amigos hasta dar una conferencia de negocios entre socios.

Características de un mapa conceptual

También conocidos como “diagramas conceptuales”, los mapas conceptuales, aunque comparten ciertos aspectos parecidos a otros esquemas, cuentan con ciertas características que los hacen únicos.

  • Expresa conceptos y frases de manera breve y concisa.
  • Emplea palabras claves, específicamente verbos, como conectores para relacionar los temas.
  • Utiliza palabras, símbolos o colores para facilitar la compresión de los múltiples términos.
  • Permite comunicar temas complejos de manera simple, resaltando los puntos más importantes.

¿Cómo elaborar un mapa conceptual?

Crear una presentación con la ayuda de un mapa conceptual es mucho más sencillo de lo que imaginas. A continuación, te enseñamos el paso a paso para crear un mapa conceptual sin fallar en el intento.

  • Selecciona los puntos a tratar: una vez escogido el tema a plantear a través de tu mapa conceptual, deberás elegir los puntos clave o ideas centrales que utilizaras.
  • Comienza a agrupar: a continuación, deberás ordenar visualmente los conceptos en relación a su proximidad.
  • Ordena los conceptos: aquí tendrás que ordenar tus conceptos del más general al más específico.
  • Representa tu mapa conceptual: encasilla tus conceptos en óvalos, recuadros o cualquier forma que permite su visualización y su orden.
  • Conecta los conceptos: si ya ilustraste tu mapa y su jerarquía, es momento de enlazar todo tu contenido.

Tipos de mapas conceptuales (y cuándo usarlos)

Los aspectos prácticos de los mapas conceptuales siguen siendo los mismos: hay conceptos y conectores. Sin embargo, estos mapas se pueden configurar de diferentes formas. Veamos los cuatro tipos más comunes de mapas conceptuales y cuándo utilizar cada uno.

1. Mapa de araña

Este mapa recibe su nombre porque se parece mucho a una telaraña. Comenzarás con tu idea central en el centro y luego se ramificará hacia los subtemas en un patrón radial. Tus subtemas pueden dividirse en subtemas más pequeños, y así sucesivamente.

CUÁNDO USARLO: cuando tienes una sola idea o tema sobre el que deseas desarrollar.

mapa conceptual tipo araña

2. Diagrama de flujo

Probablemente hayas visto un diagrama de flujo antes, pero es posible que no supieras que en realidad era un tipo de mapa conceptual. Este mapa conceptual muestra los pasos de un proceso. Por lo general, las flechas representan diferentes elecciones que se toman o acciones que se toman, casi como si estuvieras eligiendo tu propia aventura.

CUÁNDO USARLO: cuando necesita comprender un proceso o tomar una decisión.

mapa conceptual tipo diagrama de flujo

3. Mapa de jerarquía

Un mapa de jerarquía es un tipo de mapa conceptual que muestra el orden de algo. Por ejemplo, piensa en el organigrama de tu empresa. Ese es un ejemplo de un mapa de jerarquía, ya que muestra los roles de las personas y sus niveles de superioridad.

CUÁNDO USARLO: cuando necesitas comprender los elementos de un sistema, junto con qué elementos están en la posición más alta y cuáles están en la más baja.

4. Mapa del sistema

Un mapa del sistema es sin duda el más complejo de todos los tipos de mapas conceptuales, ya que muestra todas las diferentes partes de un concepto y cómo están interrelacionadas. Las líneas de conexión pueden incluir un "+" o un "-" para notar correlaciones positivas o negativas. A menudo terminan pareciendo redes, pero no necesariamente necesitan moverse hacia afuera desde el centro como lo hace un mapa de araña.

CUÁNDO USARLO: cuando necesita comprender el funcionamiento interno de cómo funciona un sistema o equipo.

Los mapas conceptuales son ideales para la presentación de tus proyectos, trabajos y presentaciones de manera simple pero eficaz. Aquí te dejamos unas plantillas para crear tus propios mapas conceptuales.

Y si quieres darle un plus a tu presentación, aquí tienes 12 plantillas gratuitas para hacer presentaciones creativas y plantillas para hacer power points.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Solicita tu plan de Marketing Personalizado