Cualquiera que haya pasado un corto periodo de tiempo en Internet, se habrá encontrado con Spam. Sin embargo, no todos conocen realmente el significado de este término y los riesgos que conlleva su apertura.

En la mayoría de los casos, el spam solo causa molestias, y se trata de un tpo de publicidad utilizada en una estrategia de marketing. No obstante, al igual que otros programas y virus, en algunas ocasiones, pueden tener un efecto perjudicial sobre el acceso a tu información personal. Por ello es muy importante que conozcas cómo detectarlos y prevenirlos.

¿Qué es Spam?

El spam es una forma de comunicación invasiva, no solicitada por el que la recibe, la cual es enviada de forma masiva, utilizando diversos recursos tecnológicos, incluido los correos electrónicos no deseados, mensajes directos, publicaciones en redes sociales, entre otros, provenientes habitualmente de remitentes desconocidos.

Una gran cantidad de spam es enviada a través de correo electrónico, por lo que muchos de los servicios de cuentas de correos electrónicos, como Gmail o Hotmail, poseen su propia carpeta creada por defecto para ellos. Por lo general, es un tipo de información con fines comerciales, sin embargo, puede ser utilizada por estafadores para obtener información personal empleando algún tipo de cuestionario o formulario.

Las personas o compañías que suelen emplear este tipo de comunicación no solicitada, reciben el nombre de “Spammer”.

Tipos de Spam

El spam puede ser enviado de forma manual por personas o a través de un bot (un programa diseñado para realizar ciertas tareas repetitivas), por diferentes medios:

  • Correo electrónico: es el más habitual. Suele inundar la bandeja de entrada con un tipo de correo basura, que utiliza un formulario o suscripción.
  • Spam de mensajería:  es similar al spam de correo electrónico, que llega a los usuarios de una manera más directa a través de las distintas plataformas de mensajería, como WhatsApp, Telegram, Skype.
  • Spam móvil: son enviados empleando un formato SMS, en muchas ocasiones con fines comerciales para promocionar un evento.
  • Telefónico: al igual que los SMS recibes llamadas de personas o empresas las cuales no conoces ni estás suscripto, con el fin de ofrecerte algunos productos o servicios.
  • Spam de redes sociales: con el crecimiento de las redes, los spammers tratan de aprovechar las distintas plataformas sociales, utilizando cuentas con perfiles falsos.
  • Enlaces: muy empleado en web o blog para dirigir tráfico hacia ciertas páginas, aprovechándose de la mecánica de SEO conocida como backlinking.
  • Spam de contenido: es una técnica que utiliza keywords de forma abusiva para posicionar un sitio web. A menudo estas palabras no están relacionadas con el contenido del texto o artículo.

¿Cómo se puede detectar un Spam?

Una vez que sabes qué es el Spam y sus tipos, puedes tener una idea clara de cómo reconocerlos. Sin embargo, aquí te facilitamos algunos consejos para su identificación.

  • Verifica el remitente: la mayoría de spam, viene de una dirección de correo desconocida.
  • Atento con la gramática: los spammers pueden programar bot de alto rendimiento, pero por lo general tienen muy mala ortografía.
  • Cuidado con los premios ganadores: seguramente alguna vez habrás visto que te han ofrecido algún premio de un concurso o sorteo del cual no tienes conocimiento de haber participado, pero que al acceder a la página funciona como una especie de embudo dirigiéndote a diversos sitios web.
  •  Evade los contenidos para adultos: esta categoría cubre una gran gama de contenido, desde productos sexuales hasta agencias de búsqueda de parejas.
  • Atención con los titulares llenos de publicidad: es común intentar vender algún tipo de programa de afiliación a un precio de oferta. Si bien el programa puede ser legítimo, el sitio que visites podría estar infectado con malwares o virus.

¿Cómo prevenir los Spam?

Para prevenir los Spam es indispensable realizar ciertas acciones, entre las cuales se encuentran:

  1. No suministres tus datos personales a través de Internet: hay personas y programas que rastrean las redes constantemente en busca de esta información, incluso hay plataformas que los comercializan.
  2. Utiliza correos desechables: si tu intención es suscribirte a un sitio, opta por una dirección de correo desechable.
  3. Marca el Spam en tu cuenta de correo electrónico: en lugar de eliminarlo o márcalo como correo no deseado.
  4.  No respondas mensajes de remitentes desconocidos: los mensajes son enviados a miles de personas con el objeto de captar la atención de personas vulnerables.
  5. Oculta tu dirección de correo electrónico: cada vez que envíes un correo trata de ocultar las direcciones.
  6. Utiliza la función de denuncia el Spam: muchos proveedores ofrecen la función para poder denunciar un mensaje como Spam.

Cada día surgen nuevas formas de Spam, capaces de pasar distintos filtros y antivirus, por eso es necesario que prestes atención a los detalles para que visualices cualquier contenido o publicidad engañosa dentro de la red. En Econsultoria, agencia de marketing online, te ayudamos para que puedas prevenir spam, tanto a nivel personal como profesional.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Solicita tu plan de Marketing Personalizado